Storytelling, enamorar a tu cliente en la barra

Si hay algo que en la actualidad que caracteriza a la industria publicitaria en general es el storytelling. Los masters de la publicidad quieren llegar a los clientes potenciales humanizando marcas, locales o eventos para alcanzar el éxito compartiendo una historia que inspire, emocione y conecte con la audiencia. Pero para que todo ello esté realmente engranado y tenga sentido, debe ir de la mano de la filosofía, del concepto, del objetivo con el que se ha creado (en este caso) un bar.

Difícilmente los socios o dueños de bares construyen su proyecto pensando en la totalidad de proyecto, es decir, en la mayoría de los casos dejan siempre de lado el apartado de comunicación una vez puesto en marcha el proyecto de bar, olvidando que este es uno de los puntos más importantes para atraer y fidelizar clientes.

Si deseamos realizar un marketing eficaz para llenar el bar, entonces cada componente, cada empleado, cada imagen del bar debe identificarse y conocer muy bien cómo funciona la mente del cliente, del visitante del bar, en definitiva del consumidor. Conocer lo qué le gusta, qué le entretiene, qué le atrae para entonces construir un servicio acorde con todos los elementos para enamorarle. Y es por eso que tanto las personas como las marcas, empresas y negocios han utilizado, utilizan y seguirán utilizando el storytelling como una estrategia de comunicación hacia su público objetivo o target.

El mismo Dale Degroff ha dicho: “El joven bartender tiene que darse cuenta que: son las relaciones que desarrolla con su público las que definen su lugar en la profesión, más que su dominio de las técnicas”.

Estamos hechos de historias, de momentos y experiencias de forma emocional, afectiva y no agresiva y hay que ponerlo en practica en el bar.

Historias como la de “Pacha”, generando todo su eficacia en torno al lifestyle o la historia de  “Marchica ” en el Pirineo Aragones, han basado toda su intención, atención y recuerdo alrededor de temáticas especificas y gustos parecidos. La formación del personal, la filosofía del contenido de marca y la experiencia que resulta indeleble en el visitante, dan fe de el resultado positivo que enamora al cliente.

Tus clientes no comprarán tu marca o tu servicio, comprarán la emoción que les haces sentir. Así que, ¿Cuál es tu historia?

.

 

Compartir

1 Comment

Comments are now closed for this post.