Ponches calientes para inviernos fríos

El clima actual esta un poco inestable, de repente salimos muy abrigados y a media tarde hace calor, o salimos muy de verano y hace mucho frio durante toda la jornada.

No es que parezca que debemos fomentar el beber para mantener la temperatura en este invierno, pero el ponche caliente es una gran opción para relajarse frente al fuego manteniendo la temperatura. Así que, Un buen coctel caliente puede ayudar en esta tarea.

Desde siempre las personas han usado bebidas con alcohol calientes o ponches calientes como un remplazo de café o chocolate para calentar el cuerpo. Es muy tipico en buena parte de Europa consumir vino caliente como se traduce al Español, también conocido como “vin chaud”  en Francia, “forralt bor” (vino quemado) en Hungria o vino encendido Alemania “glühwein” o el “vin brulé” en Italia. Cada pais con una receta diferente y tipos de vinos y especias diferentes

La ginebra es un excelente acompañante para preparar un ponche de invierno; combinado con un te de ajenjo o de hierbas, dejando endulzar con miel y nivelándolo con limón hacen que el vapor caliente que emite la bebida, consiga una combinación perfecta para ayudar a no dejar escapar la temperatura del cuerpo y mantenernos calientes con un baja graduación alcohólica. Al subir la temperatura del ponche el alcohol disminuye su graduación y por ende su fortaleza alcohólica

Como con cualquier acompañante de jornadas de invierno, es ideal para disfrutarlo acompañado de amigos y familiares, os dejamos una receta muy original con Martin Miller´s gin Westbourne Strength

  • 4 oz de agua caliente
  • 1 bolsa de té verde
  • 1 oz de Martin Miller’s “Westbourne Strength” Dry Gin
  • 1 cucharada de miel
  •  limón al gusto

Vierta el agua caliente en la taza y el té empapado durante 2-3 minutos. Retire la bolsa de té y agregue la miel, revolviendo para disolver. Vierta Martin Miller’s “Westbourne Strength” Dry Gin, agregue un poco de limón, revuelva y preparese para disfrutar el invierno.

Compartir